sábado, agosto 16, 2008

Té con canela

Entonces me bastó con mirarlo a los ojos y saber que se había acabado, que el tedio nos había ganado la partida y los años nos pesaban en el aire y el silencio nos ahogaba con su voz, me bastó llegar aquí y decirle que ya nada podía ser igual, que lo nuestro no tenía solución, y verle llorar, suplicar, más tarde maldecir y hacer maletas y gritarnos mutuamente y un sé que en el fondo me amas, y me voy no quiero ser un estorbo, iré a casa de mi madre, no olvides apagar el gas esta noche y regar las plantas del balcón y dar de comer al gato, que lo nuestro no funciona puedo entenderlo, pero no te dejes comer por la casa que te conozco, cariño, y llámame para cenar algún día y lo hablamos con calma e intentamos afrontarlo como personas adultas y si es lo mejor para ti, puede que lo mejor para los dos, dejémoslo así y probemos a echarnos de menos y mejor seguir con nuestras vidas y empezar de cero que no nos vendrá mal.

Pero luego fue un echar de menos de repente su aliento junto a mi nuca y las velas de la habitación en Padua y el olor de su pelo en las noches de lluvia, recordar los nombres de las plantas del balcón y sus masajes para ojos cansados entre tormentas de caricias, y un no tengo paciencia, quizás de eso también se trata el amor, de aguantar y despertar y evitar la rutina, pero yo no tengo paciencia, y de pasar errores y de seguir queriendo a pesar de todo y con todo, y es que no tengo paciencia y no puedo seguir así toda la vida, mi madre ya lo decía, te vas a quedar sola, no sé soportar los errores del otro o no sé amar de verdad, quizás me esté equivocando y no lo sé, quizás una oportunidad más.

Y fue un verlo bajar con los bultos la escalera y perderle de vista y escuchar el rumor de pasos y escalones y el ruido de la calle al abrir la puerta principal y darme cuenta de que eso no era el final y escapar, y correr y perseguirle en la calle y pedirle que no se fuera y un pero si nosotros nos queremos y un abrazo, y ven que te ayudo, prepárame té con canela que yo no me apaño sola. Luego venir juntos a casa, deshacer maletas y hacernos el amor en el suelo del salón, y poner la música y volver al silencio, y odiar a ratos nuestra rutina, y empezar de nuevo, que esto no tiene sentido, que ya no tengo claro que nos ata, por qué estamos juntos si nos cruzamos y nos saludamos como desconocidos durante el desayuno, que ya han pasado cuatro años, puede que cuatro años con la persona equivocada o la que merezco, pero por qué no acabar con todo, si no fuera por los recuerdos, cenemos juntos, no tengo hambre, no me molestes, estoy trabajando, y respirar el olvido y volver a las noches a solas, y al dormirme en silencio y a oscuras y despertarme con el olor a colonia barata de mujer, y esperar al día siguiente, y dejarme acompañar por la almohada y rellenarla con lágrimas, y saber que se ha acabado, que el tedio nos ha ganado la partida, que los años ya nos pesan en el aire, que no tengo paciencia, y qué desastre, y escuchar la llave en la puerta y unas voces, y hacerme la dormida y tener paciencia y esperar.


8 comentarios:

Sharif sáb. ago. 16, 12:41:00 p. m.  

Quizá un día tome té de canela para esos males y no solo para el dolor de estómago...
He reído y también me he puesto algo melancólico, hermosa entrada.
Saludos.

Ariadna,  sáb. ago. 16, 12:59:00 p. m.  

Definitivamente, tu blog estos días me deja un nudo en la garganta... ¿por donde andaras?

Un abrazo ahogado

Darkblue7 sáb. ago. 16, 06:08:00 p. m.  

Sencillamente ESPECTACULAR!!!

Me ha encantado, de verdad.

He probado a leerlo en voz alta, deprisa, casi tan deprisa como podía... y era increíble ver como las palabras salían practicamente solas.

Yaiza lun. ago. 18, 06:03:00 p. m.  

Seguí mi instinto y leerlo rápido es a loq ue invita esta lectura. Me encantó, para mí refleja la rapidez con la que suceden las cosas. Cuando te paras a pensarlo, ves que es un texto sin ningún punto y a parte.

Besos!!

M€ lun. ago. 18, 09:56:00 p. m.  

Hacía tiempo que no pasaba por aquí. Ha merecido la pena.

Elena mié. ago. 20, 06:50:00 p. m.  

Ay, qué ahogo, qué me quedo sin aliento, qué me lloro... qué bonito cuando lo triste te suena a poesía, davi.

La hechicera de la luna jue. ago. 21, 03:43:00 p. m.  

Alucinante texto, vértigo es la palabra que me viene al leerte sin poder parar,, cada vez más deprisa y mira que es triste lo que cuentas pero de una forma tan especial...

La Penca lun. ago. 25, 12:23:00 a. m.  

Yo creo que después de todos esos momentos maravillosos, una segunda oportunidad no está de más...
Saludos ;)

Son tiempos difíciles para los soñadores...
Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Alnitak no se responsabiliza de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios. Cualquier sugerencia será bien recibida.


Ellos me contaron que...

Followers

  ©Template by Dicas Blogger.