miércoles, febrero 21, 2007

Quiero escribir

Quiero escribir, y no puedo. Quiero escribir y no sé de qué ni sobre qué. Me gustaría tener un libro de mil pequeños cuentos escrito en mi cabeza. Todos deberíamos tener uno así, al menos aquellos que nacemos con ganas de escribir, aquellos que deseamos escribir por encima de todas las cosas, aquellos que fingimos que nos importa más la vida que este pedazo de papel. Sería sencillo buscar una palabra -por ejemplo, payaso- buscarla como quien busca en un diccionario, y toparse con un cuento, -no necesariamente con nariz colorada, no necesariamente con zapatones grandes-, no necesariamente con final feliz, pero un cuento, uno que poder poner sobre esta hoja en blanco, uno con el quitarse esta intensa sensación de desnudez.

Podríamos buscar una profesión -por ejemplo, ladrón- y escribir una misión imposible, una fecha límite, un plan, un horario, unas condiciones laborales adecuadas, un uniforme, unas herramientas necesarias y escribir en una noche la historia de una forma de vida, podríamos inventar -o encontrar en el diccionario- algunos personajes secundarios -por ejemplo, dos ladrones, algún hippie, un bañista, algún guardia, dos bebés, un oso de peluche, un par de payasos, un pollo, y unos cuantos pitufos- y escribir en una noche la historia de una vida con sus romances, sus amistades, sus bromas, sus sinsabores, sus risas y sus relaciones, sus besos, abrazos y tristezas compartidas; y rellenar esta hoja en blanco con la historia del mundo.

Podríamos buscar una forma vida -por ejemplo, volvamos al antiguo oeste- y descubrirnos en la piel de ciertas bandidas, buscadas y acosadas por la justicia, temidas y evitadas por los habitantes de la zona, podríamos crear un mundo sobre sus fechorías y sus derrotas, sus botines y sus rehenes, y escribir en una noche la historia de unas personas con sus sentimientos y sus vanidades, sus orgullos y sus aspiraciones, podríamos inventar algún personaje de su vida -por ejemplo algún obrero, Pippi Langstrump y la abeja Maya- e investigar y dibujar sobre este papel el esquema de sus relaciones y sus inoportunas -o no- coincidencias.

Podríamos... pero yo sigo sin encontrar ese libro de cuentos en mi cabeza, y sigo teniendo una página en blanco que rellenar para este viernes, a ver si de repente me canso de escribir, me pongo el pijama y me voy a la cama. Sería lo más sencillo...

14 comentarios:

humilde mié. feb. 21, 04:43:00 p. m.  

....nunca hay que darse por vencido.... las mejores historias surgen sin querer, en cualquier momento no buscado o esperado.... te arrastran, y solo sientes que te tienes que dejar llevar.... :)

EiKa mié. feb. 21, 05:01:00 p. m.  

Ahhh pero para no poder escribir te salió muy bien :) podrías sacar un montón de historias de esos personajes que has mencionado, de verdad.

-uhmmmm... te he dejado tarea en mi blog, lo siento pero es debido a tu nombre jeje... además así tendrás algo más sobre qué escribir.

Un besoteeeee (^.^)

Angus Scrimm mié. feb. 21, 06:44:00 p. m.  

Yo también voy a ponerme el pijama e irme a dormir..., ya allí soñaré conla payasa, las malabaristas y las brujitas rodeadas de pequeños cupidos, con un pingüino que me sigue y con un vikingo que no lee poesía, y que se escapa del sueño un rato, para después volver y acumular más cansancio...

Esther Shylock mié. feb. 21, 06:49:00 p. m.  

Y yo también me lo pondré...y soñaré con los bandidas(y el bandido) y con Pipi asesinada, con el canguro y con la abeja que está escondida en su bolsa, con los heavys de la obra, con los pitotes y con el dolor de cabeza, con la ansiedad, las patadas al aire, las conversaciones sin dormir, las urgencias, los cibers y las decisiones que hacen que me encuentre perdida...

Baal-Zebub mié. feb. 21, 07:01:00 p. m.  

Y yo me levantaré dormido, te contaré aún en pijama mi sueño, aquel en que salían ladronas, entrenadoras en aerobic, colegialas, bandidas, cirujanos y una niña pequeña. Aquel en donde una hippie descubría la verdadera esencia de aquel sueño pasándoselo en grande, aquel donde, entre tantos paseos por callejones oscuros, sólo había un deseo, "ojalá me atraque alguna ladrona con atino", aquel sueño que comenzó un 12 de enero y del que me cuesta despertarme ahora, aunque esté despierto, aunque esté dormido.

AsDePiqas mié. feb. 21, 07:26:00 p. m.  

Ahhh no me seas pesimista :D


Ya has demostrado que lo tienes. Trabaja por medio de la asociación libre. Escribe y escribe y escribes sin preocuparte demasiado por qué y verás que de repente ¡chas! ¡Helo aquí! ¡Lo que quiera que sea!


Por cierto, me ha encantado eso de Podríamos buscar una profesión -por ejemplo, ladrón- y escribir una misión imposible, una fecha límite, un plan, un horario, unas condiciones laborales adecuadas,

:P Mu weno! ¿Ves cómo sí lo tienes?

Alice ya no vive aquí jue. feb. 22, 01:14:00 p. m.  

A menudo cuando más nos obstinamos en encontrar esa historia que escribir más difícil parezca que salga a nuestro encuentro. Descansa, tómate un relax, duerme un poco, y cuando despiertes, simplemente ponte delante de un folio en blanco y viértete, a ver que sale :-)

Suerte, que la inspiración a veces es solo cuestión de no limitarnos y darle alas al motor de ideas que fluye en nuestra cabeza.

Un abrazo

Señor A jue. feb. 22, 02:06:00 p. m.  

La pagina en blanco te mira, tu a ella. Ella a ti, otra vez la ves, la giras, la exprimes y la tuerces...
Si, bien vale irse a dormir pronto

Desde la lejanía,  vie. feb. 23, 02:33:00 p. m.  
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
AsDePiqas vie. feb. 23, 09:17:00 p. m.  
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
Cascabel dom. feb. 25, 09:16:00 p. m.  

Escribir inventando otras vidas siempre supone, de un modo u otro, acabar escribiendo de uno mismo. O eso creo, o eso me pasa cuando lo intento y me las invento, con tanta intensidad, que me las creo.

Un beso

Chare mié. mar. 07, 01:47:00 p. m.  

Pues ha resultado un escrito muy bueno alnitak :)

Me alegra que ye haya gustado Sia. Tiene temas muy buenos y canciones preciosas (aunque prefiero a Trespassers William)

Un abrazo

Avery vie. jun. 08, 06:43:00 p. m.  

Resulta ser que la idea de tu cuento es necesaria para mi tambien... me agradaria poder escribir cosas totalmente inspiradas e interesantes, no se de donde sacan a veces tanta imaginacion algunos escritores... sin embargo... tener un cuento-diccionario implica que alguien lo haya escrito previamente... quien? quien se mete a nuestras cabezas y lee los pensamientos para que podamos encontrarlos cuando los necesitamos? con esta modernidad ese alguien tal vez algun dia exista!.. en fin.. solo fantasía y sueños lejanos...

Anónimo,  mié. jun. 27, 12:17:00 p. m.  

Creo que tu cuento en realidad es un flash-back: Tenías una página en blanco que rellenar para el viernes, te cansaste de escribir un borrador que tiraste a la papelera, te pusiste el pijama, te fuiste a la cama y, al despertar, escribiste esta maravilla.

No es la historia de un payaso ni aparecen unos cuantos pitufos ni existen ciertas bandidas y ,sin embargo, es una reflexión interesantísima sobre el deseo de escribir. Y en ese deseo, tú eres la protagonista, el personaje que buscabas.

Emana una escritora por todos los poros de tu cuerpo, con o sin historias.

L.

beorbi@hotmail.com

P.D. No dejes de escribir. La hoja en blanco da menos miedo cuando ya se ha escrito algo, sea lo que sea.

Son tiempos difíciles para los soñadores...
Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Alnitak no se responsabiliza de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios. Cualquier sugerencia será bien recibida.


Ellos me contaron que...

Followers

  ©Template by Dicas Blogger.