martes, octubre 30, 2007

Cerrar con llave

Hace días que te miro por el hueco de tu cerradura. Tú no lo sabes y yo no lo sé, pero no puedo dejar de hacerlo. Espío cada uno de tus movimientos, los comparto, los vivo y me pregunto qué podría guardar dentro de esa sonrisa que le dedicas al espejo. Me deleito contemplando el azul y el verde de tu jersey a rayas mientras el cielo deja de ser azul y en esta zona el verde brilla un poco por su ausencia. Esta ciudad se me resiste, me engaña, me embelesa, me distrae y pierdo la noción del tiempo. Aún no he salido a contar las hojas que caen en tu parque ni a descalzarme para poder saltar en cada charco. No entiendo que hago metida en estas cuatro paredes, deshojando sueños sin margaritas y contando estrellas a plena luz del día.

Y mientras tanto sigo espiándote. Quizás cuando pueda irme habré visto pasar tantos madrugones y tantas chicas por tu cama que seré inmune a cualquier cosa que digas o hagas, o tal vez te desee tanto que esta cerradura no pueda controlar mis instintos. La de ayer no te merece y lo sabes, pero ya me he dado cuenta de que te gusta traerlas a casa aunque lo sepas de antemano. Y disfrutas imaginando donde estará la que sigues esperando.

Y yo debería también estar buscando, pero sé que aún no es el momento ni el lugar, que debería estar reinventando esta ciudad, modelándola a mi manera, marcando escondites mágicos en algunas de las calles de ese gran mapa que he comprado para el salón, pero la magia me ha dejado, quizás para siempre, justo en el momento en el que me retabas a esconderme en el hueco de tu cerradura.

7 comentarios:

amandine mié. oct. 31, 05:19:00 p. m.  

llaves
cerraduras
ojos que intuyen
manos que desean abrir
los pomos
de las puertas de otros

y eso son
otros
y otras

te reto a salir del escondite
y abrir las puertas
de tu propio cielo...

Sherezade lun. nov. 05, 10:12:00 a. m.  

Esconderte sea donde sea no suele ser una buena opción y aceptar ciertos retos tampoco.
A veces (muchas), da igual el momento, si estás preparada o no, sólo hay que salir y crear la magia que se necesita.

canichu lun. nov. 05, 11:00:00 a. m.  

sólo cro que puedo anotar lo mismo que tu etiqueta a este post al respecto de lo que nos cuentas: incomprensiones del caos.

Alice ya no vive aquí mar. nov. 06, 04:03:00 p. m.  

Es como si a veces, sabiendo lo que no queremos, lo que no debemos, lo que no necesitamos... no pudiéramos dejar de hacerlo y lanzarnos a la conquista de lo que quizá tendría más posibilidades de hacernos felices...

Nausicaa jue. nov. 08, 05:12:00 p. m.  

Espiar es un arma de doble filo, pero a veces es imposible no hacerlo.

Que bonito relato, que alegria cruzarme contigo!

eika lun. nov. 12, 02:51:00 p. m.  

Hola guapa!

Paso a saludar... Me ha encantado el texto... Cada vez logras mejor fluidez de las palabras y las ideas en concreto... Genial!

No dejes de pasar por mi nueva casa.

Besos!

Son tiempos difíciles para los soñadores...
Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Alnitak no se responsabiliza de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios. Cualquier sugerencia será bien recibida.


Ellos me contaron que...

Followers

  ©Template by Dicas Blogger.