lunes, diciembre 15, 2008

Tu definición de amar

He pasado diez días llorando, intentando creerme que no me importaba esta situación, que soy capaz de sobrellevarla valientemente, que no se trata más que de un pequeño obstáculo sin más complicaciones. Diez días pensando que realmente no estoy enamorada de ti, que nunca lo he estado, que no se trata más que de un momento y una situación, estabas ahí frente a mí, en el momento adecuado y el lugar adecuado, y que me dejé engañar por mi creciente necesidad de amar. Amar incluso sin ser correspondida, simplemente amar.

Me ha tomado diez días analizar todas y cada una de las cosas que no me gustan de ti, y encontrarte los suficientes fallos como para neutralizar aquello que me conquistó y me enamoró, aquello ahora tan lejano que se me antoja casi un sueño. Diez días de buscar excusas para reír, y cosas en las que pensar para alejarte de mi cabeza, y olvidar cuánto te echaba de menos. He pasado más de una semana autoconvenciéndome de que no mereces la pena, de que todo esto ha sido una especie de espejismo sin sentido, de que una relación con alguien así no me lleva a ninguna parte.

Y he descubierto que todo lo que me aporta tu amistad desaparece cuando pienso en ti como algo más allá, y que esa inestabilidad de tu personalidad que me seduce, me desconcierta y me vuelve loca, es también lo que me está matando por dentro. Es justo esta inestabilidad, esta capacidad tan tuya de cambiar de opinión como de camisa y esa incapacidad para asumir riesgos la me impiden confiar en ti. Y si no confío en ti, ¿de qué me sirve amarte? Sin confianza, mi amor por ti no es más que un amasijo descontrolado de celos y de miedo a perderte, y esa inquietante cara oculta de tus sentimientos que es el hecho de que no me quieras lo suficiente.

¿Cómo puedo saber que no estás aquí ahora contándome todo esto sólo porque las cosas con ella no han ido bien? ¿Quién me va a confirmar que realmente sientes algo más fuerte por mí y que me has echado tanto de menos, si no me veo capaz de confiar en la única persona que lo sabe de verdad? Diez días que no quiero tirar a la basura, no puedo pasar página y seguir luchando por algo que me ahoga cada día un poco más. Y estoy aquí deseando decirte que sí, que yo también te quiero; y no puedo, porque detrás de esta persona a la que amo está el cabrón que ha estado impidiéndome vivir mi vida por miedo a perder algo que no es suyo. Está ese cobarde que no sólo no me gusta, sino al que he llegado a odiar porque irradia egoísmo, inmadurez y cobardía a partes iguales. Ése que puede volver a surgir en cualquier momento, ése que me ha hecho todo el daño que otros me habían evitado hasta ahora, ése al que no puedo ni quiero ver, ése al que no tengo rencor, pero no puedo olvidar.

Para poder arriesgarme a apostar por esto necesitaría empezar de cero, borrar todo lo que ha pasado, olvidar para siempre lo que ocurrió, y estar segura de que todo ha sido un sueño y que no volverá a repetirse nunca más. Pero es imposible, eso es algo que sólo sucede cuando mi cabeza funciona lo suficientemente rápido para engañar a mi cerebro en sueños, y entonces me veo en situaciones como ésta, besándote y arriesgándome a vivirlo, pero es justo en ese momento cuando me despierto y te imagino en Barcelona con ella y me doy cuenta de que ya está bien de pedir imposibles.

No te das cuenta de que estás siendo tú el que te engañas, el que juegas a estimar lo que te falta, porque es entonces cuando lo percibes, pero te equivocas al comparar necesidad o estima con amor. Hemos tenido esta conversación miles de veces, y te lo repito: Tenemos percepciones muy diferentes del significado de amar. Y tu comportamiento no refleja ni de lejos aquello que está incluido en la mía.

Hoy, aquí y ahora, ¿estarías dispuesto a luchar por eso que sientes sin condiciones?
...
Lo has pensado demasiado, no te engañes. Esto no nos lleva a ninguna parte, no tiene sentido seguir dándole vueltas.

7 comentarios:

M€ lun. dic. 15, 09:25:00 p. m.  

Cada día somos más en el club de la Reconstrucción. Primera norma: no hablarás nunca del club de la Reconstrucción.

Un beso, Alnitak.

Sharif mar. dic. 16, 08:30:00 a. m.  

Y bueno, supongo que los blogs también tienen esta función catalizadora y de manifiesto publico que los simples diarios nunca tuvieron.
Lo que resta a quienes no nos concierne realmente esta entrada es ser solidarios.
Un abrazo.

Alnitak mar. dic. 16, 01:44:00 p. m.  

¿¿El Club de la Reconstrucción?? Pues no me había dado ni cuenta, jeje.

Besotes

Anónimo,  mar. dic. 16, 03:27:00 p. m.  

Hace unos días me planteé qué significaba para mí un amor. Me pregunté qué significaba para mí el amor para saber qué era lo que realmente estaba sintiendo. Ahora mismo siento tantas cosas que no sé cómo organizar esta estantería.

Y llegué a la conclusión de que hay un amor que se está transformando en otra cosa con el paso de las horas y está dejando campo abierto al descubrimiento de otras maneras de amar.

Segunda norma: la reconstrucción durará lo que tenga que durar.

Elena mié. dic. 17, 11:00:00 p. m.  

Tercera norma: la reconstrucción se hace, no se dice.

Un beso, caótica poetisa.

Riforfo Rex mar. dic. 23, 08:03:00 p. m.  

Cuarta norma. Siempre se jura no volver a caer.

AsDePiqas dom. may. 10, 12:29:00 a. m.  

Querida Altinak (como en los viejos tiempos):


Te mando un abarazo fuertísimo fuertísimo desde Munich cargado de buen rollito, amaneceres sangrantes y paz. Veo que la entrada es de diciembre... Sin embargo el principio de tu post podría haberlo escrito yo, y eso que lo mío pasó en Octubre. A mí no me duró una semana, sino medio año....

Medio año de mierda, hasta que un día de la semana pasada me paré en medio de la calle y me dije, Samu, me perdono. Y se me pasó.


Y espero que algo así de grande y sísmico te pase a ti también y que seas feliz y comas perdiz (:

Son tiempos difíciles para los soñadores...
Creative Commons License

Esta obra está bajo una licencia de Creative Commons.

Alnitak no se responsabiliza de las opiniones y comentarios vertidos por los usuarios. Cualquier sugerencia será bien recibida.


Ellos me contaron que...

Followers

  ©Template by Dicas Blogger.